Projectos Personales

 Proyectos Personales de ArtPixeLUX Photography,  fotógrafo en San Miguel de Allende, Mexico

 

Aquí comparto mis Proyectos Personales, mi nombre es Javier Blanco, soy fotógrafo profesional nacido en Barcelona y resido actualmente en San Miguel de Allende, México

«Proyecto Inmortales»

Surge hoy un modelo humanístico o paliativo que intenta comprender la vulnerabilidad, la declinación y el final de la vida humana al encuentro de una ética del cuidado.

En solamente una generación se ha producido un cambio espectacular en la forma de morir. Hoy en la mayoría de los países predomina la muerte en el hospital, donde es mucho más difícil «vivir la propia muerte» como un hecho consciente y digno.

Negación de la muerte. Muerte camuflada

La sociedad de hoy está basada en el binomio producción-consumo y la muerte viene a anunciar el final del consumo.

Por este motivo se promueve el consumo y se rechaza la muerte. La muerte aprobada socialmente ocurre cuando el hombre se ha vuelto inútil no sólo como productor, sino también como consumidor.

Muchos están convencidos de que algún día las ciencias biomédicas lograrán impedir la vejez y suprimir la muerte, a la que se considera una enfermedad.

Medicalización de la muerte. La muerte en el hospital

Así nos encontramos con una sociedad que, siendo mortal, rechaza la muerte.

El hospital de hoy, es un sitio para diagnosticar y curar, y en él trabajan profesionales preparados y entrenados para diagnosticar y curar, y, por este motivo, es un mal sitio para llevar a los enfermos terminales que, por su definición, ya están diagnosticados y son incurables.

Sensación de fracaso profesional

Los profesionales sanitarios son cada día más hábiles en el manejo de aparatos y en la utilización de técnicas complejas, pero a menudo se sienten desprovistos y desarmados de cara a la angustia y la soledad del moribundo e incapaces de establecer una relación de ayuda con él. No han sido preparados para ello.

La Universidad, como acabamos de ver, se nos ha enseñado a salvar vidas. Así, aunque sea inconscientemente, la muerte de nuestro enfermo la vamos a interpretar como un fracaso profesional, por ilógico que sea, ya que la muerte es inevitable.

Angustia ante la propia muerte

Los médicos son casi los únicos, a quienes se les atribuye la inmortalidad, la omnipotencia y la falta de sentimientos, aunque la verdad sea muy distinta. No hay cosa más curiosa y digna de meditación que el inocente asombro de la gente porque el médico está enfermo o porque el médico está emocionado.

Aliviar y consolar es con frecuencia lo único que se puede hacer por ayudar al enfermo, pero que no es poco. El hecho de que al enfermo no se le considere muerto antes de morir, que no se considere abandonado por su médico, que le visita, le escucha, le acompaña, le tranquiliza y conforta, le da la mano y es capaz de transmitirle esperanza y confianza, es de una importancia tremenda para el paciente, aparte de una de las misiones más grandiosas de la profesión médica.

La muerte es el precio que paga todo ser pluricelular desde el mismo momento de su nacimiento.

Humanismo y relación médico-enfermo

Sería equivocado identificar la competencia profesional de un médico con su competencia técnica. La capacidad científico técnica es una condición necesaria, pero no suficiente, para la competencia. Es necesario sumar la calidad humana para alcanzar un resultado.

 

Más Info

Me apasiona capturar los mejores momentos de tu vida así como ayudar a empresas a mejorar tu imagen corporativa.

Como fotógrafo profesional, me aseguro de cumplir con tus expectativas, lograr ahorrar tu valioso tiempo y lograr mejores resultados a un precio justo.

Javier Blanco +52 (1) 415 139 0503

Mail: info@artpixeluxphotography.com

Pin It on Pinterest

Share This
?php include_once("analyticstracking.php") ?